injerto oseo en un implante

¿Cuándo es necesario el injerto óseo en un implante?

Los implantes dentales son la mejor forma de recuperar nuestra sonrisa y cuidar nuestra salud bucodental en Charani. Ya sea por estética o funcionalidad, cada vez más personas optan por este tipo de tratamiento, dado que aportan un aspecto natural, consiguiendo un aspecto armónico, mientras que nos permiten llevar una vida totalmente normal. Sin embargo, hay ocasiones en las que será necesaria la incorporación de un injerto óseo para una correcta colocación de nuestros implantes dentales.

¿Qué son los implantes dentales? ¿Y los injertos óseos?

Los implantes dentales son pequeñas piezas metálicas elaboradas en titanio que se introducen a través de un procedimiento quirúrgico en el maxilar, por debajo de la encía y cuya función es sustituir las raíces naturales de los dientes que se han perdido. Una vez puestos, proporcionan una fijación completamente estable y segura que sirve de base para colocar las coronas o prótesis fijas que simulan la parte visible de un diente y que dan reemplazo a las piezas dentales perdidas.

Tras llevar a cabo esta intervención, se construirá una unión sólida entre el implante dental y el hueso natural del paciente, lo que se conoce como osteointegración o fase de cicatrización. Posteriormente, los implantes dentales quedan absolutamente fijados, de manera que se evitan deslizamientos y desplazamientos en la boca, mejorando especialmente la masticación y el habla, además de dar una sonrisa limpia y natural.

No obstante, a veces sucede que, a la hora de proceder a ponernos implantes dentales, es necesaria la colocación de un injerto óseo de forma adicional. En el sector de la odontología un injerto óseo se refiere lógicamente al injerto de hueso dental. Este es un procedimiento en el que se coloca un material de relleno óseo con el fin de regenerar una zona del maxilar afectada por la pérdida de hueso del paciente. Es decir, el injerto óseo es un tratamiento para adquirir el hueso perdido. Esta es una técnica que conlleva un procedimiento integral, desde un primer diagnóstico, la planificación de la cirugía en sí, además del tratamiento y el postoperatorio.

¿En qué ocasiones se necesita recurrir a un injerto de hueso?

La pérdida de un hueso dental puede prevenirse mediante la revisión recurrente y periódica, ya que es la mejor forma de garantizar tu salud bucodental. En consulta se pueden añadir piezas de reemplazo con una raíz que ejerza una presión semejante a la de los dientes naturales. De esta forma, se evita que el hueso siga degradándose para evitar la pérdida total del hueso. También, se suelen usar puentes dentales o dentadura postiza sobre implantes. Sin embargo, será inevitable el uso de injertos óseos en nuestros implantes dentales por las siguientes razones y circunstancias:

Preservación alveolar

Cuando tenemos una preservación alveolar, es decir, cuando el paciente ha perdido una pieza dental y su hueso lleva a cabo un proceso de remodelación en el que de forma automática, donde había raíz dental, se crea un espacio vacío (alvéolo). Este se colapsa y pierde su volumen, por lo que se recomienda realizar un injerto óseo para evitarlo antes de incorporar implantes dentales.

Elevación de seno maxilar

Cuando se quiere hacer una elevación del seno maxilar, que son las cavidades que se encuentran en la parte superior de la boca y forman parte de las vías aéreas, ya que como consecuencia de la pérdida de dientes puede hundirse. De esta forma no tendremos problemas a la hora de integrar unos implantes dentales.

Enfermedad periodontal

Cuando existe una enfermedad periodontal, que ha provocado la pérdida del hueso de alrededor de los dientes, el injerto óseo trata de alargar la vida y función del diente afectado.

Periimplantitis

Cuando se produce una periimplantitis o pérdida ósea alrededor de los implantes dentales en sí.  O cuando existe una reabsorción ósea producida por la pérdida de dientes antes de lo usual y, por tanto, es necesario regenerar el hueso de forma vertical u horizontal, antes de recurrir a los implantes dentales.

Recomendaciones después de un injerto dental

Seguir las indicaciones del especialista hará que tu recuperación sea mejor y en un menor periodo de tiempo. Además, así crearemos la base perfecta sobre la que trabajar después, si se desea recurrir a unos implantes dentales. Existen ciertas recomendaciones a tener en cuenta para garantizar el éxito del procedimiento y evitar futuras complicaciones:

  • Debes evitar tomar alimentos y bebidas que sean calientes.
  • Aplicar frío en la zona intervenida puede ser de gran ayuda para bajar la inflamación.
  • Será muy importante llevar dienta blanda, ya que favorecerá la masticación de los alimentos.
  • Además, para ayudar a la masticación con la realización de ejercicios de apertura y cierre de la boca.
  • Limitar las actividades deportivas durante los primeros días puede evitar molestias y posibles accidentes.

También puede ser un gran momento para comenzar a utilizar geles antisépticos que garanticen una higiene óptima. En caso de que se produzca un dolor muy fuerte, sangrado o dificultades para tragar, es imprescindible que acudas a tu especialista cuanto antes.

En las clínicas dentales del Dr. Charani somos expertos en dar el mejor servicio de implantología dental y estética bucal. Nuestros dentistas y cirujanos dentales emplean las últimas tecnologías y los más pioneros avances del sector, manteniéndonos siempre a la vanguardia. En nuestras clínicas encontrarás una atención totalmente personalizada, para que siempre obtengas el mejor trato de la mano de nuestro equipo experto. Nuestro principal objetivo es que consigas la sonrisa sana y perfecta que siempre has querido.

Abrir chat
Escanea el código
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Call Now Button