Cómo elegir un enjuague bucal adaptado a tus necesidades

Dependiendo de tu objetivo, puedes elegir uno u otro colutorio. Según los ingredientes del mismo, cumplirá una función blanqueadora, evitará la formación de placa o te quitará el mal aliento. ¿No sabes cuál necesitas? En Dr. Charani te damos las claves para elegir el mejor enjuague bucal para ti.

Tipos de enjuagues bucales según su función

Enjuagues para dientes sensibles

La hipersensibilidad dental puede ser muy molesta a la hora de comer y, sobre todo, de beber líquidos muy fríos. Suele deberse a un desgaste del esmalte de los dientes o a la exposición de sus raíces, lo cual puede ser el resultado de una intervención quirúrgica. Asimismo, otras causas menos frecuentes de los dientes sensibles son las caries, el desgaste de los empastes o las enfermedades gingivales.

Si tienes los dientes sensibles o te estás recuperando de una operación, lo ideal es buscar un enjuague bucal sin alcohol que además contenga ingredientes calmantes, como el dexpantenol y el laureth-9. Estos colutorios son más suaves con los dientes y tienen propiedades regeneradoras para promover la recuperación de la función dental normal.

Enjuagues para controlar la placa

La placa que se forma en los dientes es el resultado de la acumulación de restos de comida mezclados con saliva. Estos depósitos de bacterias tienen un color amarillento y suelen verse con frecuencia entre la encía y el diente. Si no se retira adecuadamente, la placa puede acumularse hasta tal punto que se endurezca y se convierta en sarro, lo que puede acabar produciendo caries, así como algunas enfermedades relacionadas con las encías.

Para evitar llegar a ese punto lo ideal es cepillarse los dientes al menos dos veces al día, poniendo énfasis en las zonas más problemáticas, como la cara interna de los dientes y el espacio entre un diente y otro. Asimismo, existen enjuagues especialmente formulados para prevenir la formación de placa. Si eres propenso a ello, lo mejor es que optes por un enjuague bucal con flúor. Si bien la mayoría de los colutorios no contienen flúor, los que sí lo contienen crean una película sobre el esmalte de los dientes, evitando la acumulación de placa. Esto, a su vez, protege tus dientes de caries potenciales.

Enjuagues para tratar la gingivitis

La gingivitis es una enfermedad de las encías que ocurre con bastante frecuencia. Las encías se inflaman y se hinchan a causa de una infección, lo cual causa enrojecimiento, irritación y, en ocasiones, sangrado. Si la gingivitis no se trata adecuadamente, los dientes pueden volverse sensibles de forma más permanente, puede aparecer mal aliento y las encías pueden acabar retrayéndose, lo que puede suponer el comienzo de la enfermedad periodontal. Esta enfermedad bucodental elimina los tejidos que sujetan los dientes, lo que puede hacer que pierdas encía o incluso que se te caiga el propio diente.

Para tratar la gingivitis, puedes complementar tu cepillado con un enjuague bucal especialmente formulado para esta afección. Por ejemplo, los enjuagues de gluconato con clorhexidina se suelen usar tras la visita al dentista precisamente porque su poder antiséptico evita la inflamación de la encía y son una gran opción para tratar la gingivitis de forma temporal. Sin embargo, no debes usarlos más de un mes de forma continuada, ya que la clorhexidina puede manchar tus dientes, por lo que lo mejor es ir a tu clínica dental de confianza si las molestias en las encías no desaparecen tras unos días.

Enjuagues antisépticos para infecciones o mal aliento

Si tienes halitosis, notarás que tu aliento huele raro. Esto suele ser el resultado de una infección bucal como, por ejemplo, un flemón.

En caso de notar mal aliento, debes buscar un colutorio antiséptico con agentes antibacterianos como el cloruro de cetilpiridinio y la clorhexidina. Estos ingredientes combaten los gérmenes y bacterias que se acumulan en la boca causando el mal aliento. Después de haber eliminado la halitosis y para evitar que vuelva a aparecer, puedes buscar un enjuague bucal con flúor que evite la acumulación de placa bacteriana y, con ello, la reaparición del mal aliento.

Enjuagues blanqueadores

Si buscas que tus dientes se vean más blancos puedes probar un enjuague blanqueador. Para ello, busca un colutorio que contenga peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida en su composición. Cuanto mayor sea el porcentaje de peróxido que contenga, más capaz será de eliminar las manchas de tus dientes y de reducir su tono amarillento.

No obstante, los enjuagues bucales no harán que tus dientes se vuelvan permanente y mágicamente blancos, por lo que si buscas un blanqueamiento dental eficaz y duradero debes acudir a tu dentista para un tratamiento de blanqueamiento. Esto se debe a que está prohibido vender en la Unión Europea productos que contengan más de un 0,1% de peróxido de hidrógeno, por lo que tu clínica dental siempre utilizará una concentración muy superior a cualquier enjuague y, por ello, blanqueará tu dentadura mucho más. Además, estarás en manos de un profesional que sabe lo que se hace.

Complementa una buena rutina dental con una visita a Dr. Charani

El colutorio bucodental siempre debe ser un complemento a tu cepillado, nunca un sustituto. Por eso, es crucial que mantengas una correcta higiene bucodental, cepillándote los dientes dos veces al día y, luego, enjuagándote con tu colutorio de preferencia.

Sin embargo, si buscas eliminar por completo la placa o el mal aliento, blanquear tus dientes de forma permanente o evitar la gingivitis o la sensibilidad dental de forma duradera, lo mejor es que acudas a tu clínica dental de confianza, ya que un enjuague bucal es solo una solución temporal. En Dr. Charani ofrecemos los mejores tratamientos para que luzcas tu mejor sonrisa de forma duradera. ¿A qué esperas para informarte en www.charani.es?

Rate this post

Artículo relacionado

6 julio, 2021 · 6 Min lectura

Las ventajas de un implante dental

Antes de entrar en la importancia de ponerse un implante dental, abordemos primero la pregunta más común, ¿qué son exactamente los implantes dentales? Un implante dental es un tornillo de aleación de titanio pequeño, pero extremadamente fuerte, que se usa…

Esta web utiliza cookies para recopilar información que ayudará a optimizar su visita. Consulte la información sobre el uso de cookies en nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies