Cepillo eléctrico o cepillo manual

Para mantener una buena higiene dental, el consejo principal de los profesionales de este campo es lavarse los dientes tres veces al día, en un mínimo de 2 minutos, empleando una técnica adecuada. Una actividad que para algunos puede resultad tediosa y muchas veces eludible. El cepillado correcto de los dientes nos ayuda a:

  • Evita la aparición de caries.
  • Impide que los dientes se pudran.
  • Mejorar el aliento.

Claves para un buen cepillado dental 

  1. Encontrar el cepillo propicio: esto depende mucho de la edad de cada persona.
  2. El cepillo se debe remplazar con periodicidad: cada dos o tres semanas.
  3. Debemos tener en cuenta la estructura y los componentes de cada cepillo: características que varían entre la forma del mango y las hileras de filamentos de cada cepillo.

 

El dilema del cepillo

Cuando hablamos de higiene bucal nuestra mente solo se centra en la herramienta más importante e indispensable para esta tarea: el cepillo dental. En los supermercados, tiendas y farmacias existe un gran abanico de modelos que varían desde su modelo, color, estructura, hasta la forma de uso, pueden ser manuales o eléctricos. Es aquí donde se abre un gran debate a base de un típico cuestionamiento: eléctrico o convencional ¿qué me conviene más? ¿Cuál brinda más beneficios para mi salud?

La mejor forma para valorar su nivel de eficacia se puede medir por medio de una lista de pros y contras. Los dos modelos tienen aspectos negativos y positivos en la tarea de mantener limpios nuestros dientes. A continuación, te las presentamos.

 

Cepillo manual

La presencia del cepillo dental en la vida del ser humano se remonta hasta aproximadamente 1498 en China, donde los primeros modelos de este artículo estaban compuestos por cerdas de pelo animal cosidas a un hueso o rama de bambú tallada en forma de mango. Pasaron por un larga proceso de evolución en forma y estructura, hasta que en 1938 la empresa DuPont lanza al mercado los cepillos con cerdas de nylon, siendo un referente para los cepillos de hoy en día. ¿Qué nos ofrece el cepillo tradicional?

 

Ventajas

  • Precio de compra: es un producto más fácil y asequible de adquirir.
  • Recomendable para personas con tratamientos de ortodoncia.
  • Fáciles de llevar a cualquier parte dentro de un bolso, mochila o bolsillo.
  • El primer cepillo de cualquier persona siempre debe ser el tradicional.

 

Desventajas

  • Un cepillo manual con el que se ejerza mucha presión sobre el diente puede llegar a limpiar el esmalte y desgastarlo.
  • El nivel de limpieza depende totalmente del ser humano y su predisposición: cepillado desigual, no se alcanza al tiempo recomendable de limpieza.
  • Excesiva variedad de modelos: algunos recomendables y otros no.

 

Cepillo eléctrico

Su nombre inicial era Broxodent y fue creado en 1954 por el doctor suizo Philippe-Guy Woog. Su utilidad original era apoyar a los pacientes con habilidades motoras limitadas, pero con los años se convirtió en un artículo comercial para todas las personas.

 

Ventajas

  • Es más efectivo a la hora de limpiar la placa bacteriana, con una limpieza más completa y profunda.
  • Mantienen una alta funcionalidad, su uso y vida útil puede ser más prolongado que la de cepillo común.
  • No es necesario emplear un gran esfuerzo en su uso.
  • Es necesario cambiar la cabeza de cepillo, no hay necesidad de comprar uno nuevo.
  • Algunos modelos cuentan con una señal para conocer el tiempo recomendable de uso.

 

Desventajas

  • No es recomendable para personas con encías sensibles o los pacientes que hayan sido presentemente intervenidos en una cirugía dental, puede ocasionar daños y dolencias.
  • Tampoco es recomendable su uso en personas con ortodoncia (brackets), debido a su movilidad puede dañar o romper el aparato.
  • Dependiendo del modelo es necesario cargar la batería continuamente o sustituir progresivamente las pilas.
  • El valor de un cepillo eléctrico sobrepasa por mucho al de un tradicional.

 

¿Alguno es mejor?

Sin lugar a duda, las dos opciones son acertadas, la particularidad recae en la forma cómo nosotros los empleamos. Los dos tipos de cepillos son recomendables, todo depende de la capacidad de saber elegir el más adecuado para cada persona y también saber utilizarlo de la forma más optima posible, tomando en cuenta el tiempo recomendado.

En el centro odontológico Dr. Charani, te recomendamos que más allá de pasar largas oras reflexionando sobre que tipo de artículo elegir para el cepillado dental, te concentres en emplear una técnica adecuada para hacerlo. Es muy importante acoger las recomendaciones de cepillarse tres veces al día, después de cada comida y otro consejo fundamental es asistir a consultas odontológicas con regularidad, para así poder mantener una buena salud dental.

Rate this post

Artículo relacionado

23 marzo, 2020 · 7 Min lectura

Medidas de protección contra el COVID-19

Existen muchas preguntas y rumores acerca de cómo podemos prevenir el contagio por COVID-19 o coronavirus. Por ello, queremos presentarte una serie de medidas sencillas pero efectivas que, si cumples adecuadamente, servirán para que el riesgo de contagio se reduzca…

Esta web utiliza cookies para recopilar información que ayudará a optimizar su visita. Consulte la información sobre el uso de cookies en nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies