Beneficios de los implantes de carga inmediata

Los implantes de carga inmediata son unos grandes desconocidos en el mundo de la implantología dental. No obstante, debido a sus múltiples beneficios, han ido ganando popularidad en los últimos años como tratamiento alternativo a los implantes tradicionales. ¿Quieres saber por qué? ¡Sigue leyendo!

El problema de los implantes dentales tradicionales

Tras la extracción de un diente, la pieza dental natural se sustituye por una pieza artificial: el implante. Un implante dental se compone de una pieza superficial que reemplaza la parte visible del diente (la prótesis dental o corona) y una pieza no visible que se introduce en el maxilar que abarca la mandíbula o en el maxilar superior para dar sujeción a la prótesis (el tornillo).

El problema de la implantación del tornillo requiere de una o varias operaciones quirúrgicas (según el número de dientes extraídos) que necesitan la cicatrización antes de poder determinar si la calidad del hueso es óptima para la durabilidad a largo plazo del implante. Por tanto, la prótesis dental que sustituiría al diente no se coloca hasta meses después, habitualmente entre 8 y 16 semanas, aunque podrían llegar a ser incluso 24. En su lugar, se coloca un tapón de cicatrización que no se asemeja estéticamente a un diente natural y que deja un hueco, por lo que el implante no completará visiblemente la dentadura hasta transcurridas esas semanas o más según el criterio del doctor en los casos más graves.

¿Qué son los implantes de carga inmediata?

Los implantes de carga inmediata son un tipo de implante que surge a consecuencia de la demanda de rapidez y eficiencia de los pacientes. Los implantes de carga inmediata implican que justo después de colocar el implante se coloca una corona provisional que rellenará el hueco entre los dientes hasta colocar la corona definitiva. Son, por tanto, prótesis dentales provisionales que se asemejan a los dientes naturales para dar una apariencia completa a la dentadura del paciente tras la intervención quirúrgica.

Pese a ser un implante de menor calidad que el definitivo, ya que podría dañarse de chocar demasiado fuerte con otro diente, el implante de carga inmediata es una solución temporal que permite al paciente lucir una sonrisa completa sin necesidad de esperar tanto tiempo como con el implante convencional. Transcurridas las 12 semanas convenientes o el tiempo que estime el doctor si el caso es más complicado, el implantólogo colocará la corona definitiva, mucho más resistente, duradera y bonita que la provisional.

Ventajas de los implantes de carga inmediata

Los implantes de carga inmediata tienen numerosas ventajas que los hacen idóneos para ti. Si estás pensando en ponerte un implante dental, no dejes de leer los beneficios de los implantes de carga inmediata, ya que podrían ser una gran opción a considerar.

Resultado estético

Dado que la corona provisional se coloca el mismo día de la colocación del implante (que en caso de ser un implante inmediato podría ser también el mismo día de la extracción del diente) el paciente no tendrá que esperar meses hasta colocar la prótesis dental y no mostrará, por tanto, un hueco en su dentadura. Esto es particularmente importante cuando el paciente ha perdido uno de sus dientes más visibles, como son los incisivos y los caninos. El la corona provisional sustituirá al diente dando como resultado una dentadura completa y estéticamente bonita.

Resultado funcional

Un implante de carga inmediata ayuda a que el resto de dientes no se muevan, ya que no habrá ningún hueco en la dentadura del paciente que pudiera fomentar el desplazamiento de las piezas dentales. Además de sujetar la dentadura y mantener la alineación de los dientes, los implantes de carga inmediata contribuyen a que los dientes funcionen con la adecuada eficiencia, evitando su sobrecarga. De este modo, el paciente puede masticar mejor, no obstante, no masticará con total normalidad hasta que se le coloque la corona definitiva. Sin embargo, la corona definitiva asentará mejor en el hueco que le corresponde, puesto que la encía se habrá adaptado ya a la prótesis provisional.

Esto promueve el éxito la corona definitiva una vez colocada y garantiza una capacidad óptima para masticar a partir de ese momento.

Tratamiento más rápido

Con los implantes de carga inmediata la duración del tratamiento dental se acorta considerablemente. Hasta terminar el tratamiento de un implante convencional pueden transcurrir 6 meses y el paciente no verá completa su dentadura hasta ese momento, ya que tendrá un hueco donde antes estaba el diente extraído. En su lugar, el implante de carga inmediata permite que la dentadura se vea completa desde el primer día, sin huecos. La pieza provisional puede llegar a colocarse el mismo día de la extracción dental en caso de utilizar un implante inmediato de carga inmediata y la pieza definitiva se coloca tan solo 3 meses después, por lo que el tratamiento dura la mitad de lo que duraría en el caso de la implantología tradicional. Por supuesto, el tiempo podría variar dependiendo del criterio del doctor y según las particularidades del caso.

Además, si se usan implantes inmediatos de carga inmediata el número de cirugías se reduce también y, con ello, los riesgos. Con los implantes tradicionales se requieren 2 cirugías: una para la extracción del diente y la colocación del tapón de cicatrización y otra para la colocación del implante. No obstante, con los implantes inmediatos de carga inmediata solo se requiere una cirugía, ya que el implante se coloca inmediatamente después de la extracción.

Altas tasas de éxito

El éxito a largo plazo del implante de carga inmediata oscila entre el 97% y el 100%. Esta tasa de supervivencia es equiparable a la de los implantes convencionales, por lo que ambos tienen una eficacia similar, garantizando que las piezas dentales colocadas no sean rechazadas por la boca del paciente.

¿Quieres saber si eres apto para un implante de carga inmediata?

Los implantes de carga inmediata no son adecuados para todo tipo de pacientes. En general se recomiendan los implantes de carga inmediata a aquellos pacientes que cumplan las siguientes condiciones:

  • No fumadores
  • Maxilar sano con masa ósea suficiente para el implante
  • Ausencia de infecciones o enfermedades en las encías, como la periodontitis
  • Ausencia de enfermedades del sistema inmunitario, como la diabetes
  • Buena higiene bucal para la supervivencia del implante

Aunque cumplas las condiciones, debes acudir a tu odontólogo para que valore si eres un candidato adecuado para este tratamiento. En Dr. Charani ponemos a tu disposición un equipo de expertos en odontología avanzada e implantología para que puedas preguntarnos todas tus dudas sobre los implantes de carga inmediata. Si eres apto para recibir este tratamiento, puedes acudir a una de nuestras clínicas dentales en Valencia y ponerte en manos de nuestros implantólogos profesionales. ¡Con los implantes de carga inmediata de Dr. Charani lucirás tu mejor sonrisa al instante!

Rate this post

Artículo relacionado

10 septiembre, 2020 · 7 Min lectura

Cuidado de los dientes en los hombres

¿Alguna vez has oído hablar del síndrome de Superman? Es la idea de que algunos hombres tienden a no cuidar bien de su salud porque piensan en sí mismos como invencibles. Esto incluye el descuido en el cuidado de los…

Esta web utiliza cookies para recopilar información que ayudará a optimizar su visita. Consulte la información sobre el uso de cookies en nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies