Regeneración ósea

Regeneración ósea para colocar implantes dentales

La técnica para recuperar tu estructura ósea de manera eficiente y natural.

Diversas situaciones o patologías pueden causar la pérdida de hueso en los maxilares. La causa más habitual es la reabsorción natural tras la pérdida de los dientes, pero también puede producirse por infecciones o por implantes dentales antiguos que han dado problemas.

El injerto óseo se emplea para poder colocar implantes dentales cuando la estructura ósea maxilofacial del paciente no es suficiente para servir como soporte de estos. Su objetivo es reconstruir el hueso perdido para permitir la colocación de los implantes dentales que sustituirán a los dientes perdidos.

Existen multitud de técnicas de regeneración ósea, pero en general el injerto óseo consiste en la utilización de hueso del propio paciente (de otras partes de la boca o del cuerpo) o de biomateriales especiales que se colocan en las zonas a regenerar a través de la cirugía oral.

Esta web utiliza cookies para recopilar información que ayudará a optimizar su visita. Consulte la información sobre el uso de cookies en nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies